Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

3D Proditive

Una estructura de nylon llamada Cortex podría sustituir a las tradicionales escayolas para tratar traumatismos y roturas. Se trata de una malla elaborada gracias a la impresora 3D y entre sus ventajas destaca que es lavable, reutilizable y permite hacer curas a través de la misma.

Jake Evill ha diseñado Cortex, una estructura de nylon con forma de malla que puede sustituir a las escayolas tradicionales. El diseño está pensado para las impresoras 3D y el resultado cumple con las mismas funciones que una escayola (inmovilización y soporte) a lo que se añaden otras ventajas.

Entre sus características destaca que se trata de una estructura mucho más manejable debido a su menor grosor, permite ser lavada (por lo que el paciente puede introducirla en la ducha) y es reutilizable. Además, al presentar el aspecto de malla, da la posibilidad de hacer curas a través de ella y que, si hay heridas, éstas se ventilen.

Para su realización, el primer paso es tener claro el punto del cuerpo exacto a tratar, ya sea mediante radiografías o porque se trate de una fractura abierta. Tras su localización, el miembro en concreto se escanea mediante la teconología 3D, por lo que se obtienen las medidas personalizadas del paciente, y se imprime la malla.

De este modo, se asegura que se ajuste perfectamente al cuerpo de la persona tratada y a las necesidades de la lesión. Una vez impresa la escayola 3D, se cierra mediante unas bisagras.

Scroll To Top